Conectarse

Recuperar mi contraseña

                                   
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 58 el Vie Abr 08, 2016 7:09 pm.

Últimos temas
» Abduction RPG
Miér Sep 21, 2011 3:38 am por Savannah Vandercroff

» Promoción: Inside these Walls. {ABIRERTO}
Sáb Mayo 07, 2011 1:50 pm por Lisbeth Higgins

» Anuncio: ¿Nuevo foro? Encuesta.
Jue Abr 21, 2011 7:06 pm por Jovan Maarcjov

» ¿Quieres afiliarnos?
Miér Mar 16, 2011 4:23 pm por Invitado

» Mensajes Secretos.
Mar Mar 15, 2011 3:12 am por Lyla Miller

» Confesionario.
Mar Mar 15, 2011 12:18 am por Lyla Miller

» Fuck, Date o Pass.
Lun Mar 14, 2011 9:59 am por Lyla Miller

» Empareja al de arriba.
Lun Mar 14, 2011 4:54 am por Eloise M. Windflower

» The time of my life ♪ [Nicole Relation´s]
Lun Mar 14, 2011 4:51 am por Nicole Windsor
















Dado el sin número de copias hacia foros de la aDministración, anteriores a este, que hemos soportado sin manifestarnos, hoy toda copia o cambio notorio a nuestro trabajo en photoshop, historia y/o personajes para el uso no autorizado de otra página está bajo licencia.
Licencia de Creative Commons
Awake by Awake is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at awakerol.ohmyforum.net.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://awakerol.ohmyforum.net/.


Nirvana L. Kouzonis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nirvana L. Kouzonis

Mensaje por Nirvana L. Kouzonis el Miér Mar 02, 2011 8:18 pm

Nirvana L. Kouzonis

' Formar parte de algo es... fantástico. '

»DATOS PERSONALES

• NOMBRES: Nirvana Lilah.
• APELLIDOS: Kouzonis.
• APODO: Bang.
• FECHA DE NACIMIENTO: 5 de Marzo de 1992.
• GRUPO AL QUE PERTENECE: Habitantes.
• ¿QUÉ HACE ACTUALMENTE?: Estudia medicina y cuida renacuajos en sus tardes libres.

»ASPECTOS


DESCRIPCIÓN FÍSICA:
Spoiler:

• DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:
PRIMERA FASE: ENSOÑACIÓN CON EL MEDIO.

Caprichosa y de consciente surrealista, Nirvana desea todo lo que ve e idolatra aquello que no puede conseguir. Teje redes de sueños que velan sus noches y crea futuros hipotéticos continuamente, en su cabeza, sin comunicarle al mundo que cada estúpido detalle es capaz de descuartizar sus objetivos para centrarlos, con egoísmo, en él. Por tanto, Nirvana es desesperantemente distraída, siempre agobiada por captar hasta el último nanosegundo de cada milímetro en movimiento de su alrededor, sintiéndose absurda e inservible si, por cualquier razón, se siente apartada del cúmulo de información que la rodea y que ella tiene que -o debería- conocer. Acaparadora, vivaz y sobreprotectora, a Nirvana la rodea un aura asfixiante de buenas vibraciones que, en cuestión de segundos, puede acabar contigo. Con la vitalidad de una niña pequeña, experimenta continuamente lo que muchos denominan 'adrenalina'. Todo es emocionante, importante o necesario. Lo prescindible, para Nirvana, no existe.

SEGUNDA FASE: COLAPSO Y FRUSTRACIÓN.

Insegura, inocente y perfeccionista, Nirvana lidia día a día con su falta de paciencia y su necesidad vital de hacerlo todo cuando cree oportuno hacerlo, ya sea amontonar catorce acciones en un minuto o un millón de quilómetros en una hora. Mayoritariamente, la joven actúa sin pensar, precipitándose a los acontecimientos e incluso a sus propios pensamientos. El arrepentimiento es instantáneo y fatal. Los errores absorben y plagan su mente, agarrotan sus músculos y susurran grotescas intenciones sobre sus finos oídos. Se colapsa y el pánico es irreversible. Sus planes se tiran a si mismos por la borda y Nirvana entra en un estado de abstracción total que, dependiendo de la gravedad de la situación, puede durar segundos, horas o incluso días. Tiende a convertir el mundo en una órbita paralela y propia que le juega malas pasadas y de la que, lamentablemente, es incapaz de salir. Su inmadurez y pesimismo son términos contrarios que se repelen, incluso conviviendo en un único y pequeño cuerpo. La presión que Nirvana ejerce sobre si misma es tal que termina asustada de sus propios límites, los cuales se tornan desconocidos, mordaces e insultantes. ¿Es acaso posible que ella, frívola calculadora de cada detalle, cada suspiro... pierda el control de si misma? Inaceptable pero cierto, en efecto.

TERCERA FASE: DISTORSIÓN DE LA REALIDAD.

Anónima y frágil observadora, Nirvana transcribe todo lo que acaparan sus sentidos a su propio idioma, el que sólo parece entender ella. Capaz de malinterpretar hasta la frase más insignificante, Nirvana nunca replica. Se esconde en su caparazón invisible y se cierra a aquello que le resulta desafiante o despierta en ella sensación de desconfianza. No importan las razones, los argumentos o incluso los hechos: la idea pre-establecida que Nirvana deja caer sobre ti va a ser la que te atrape durante toda su relación con ella, sea o no cercana, relevante o signifique algo para alguno de los dos. No importa cuantos años pasen, pues la excéntrica memoria de Nirvana permanece intacta e inalterable. Siempre. Equívocamente influenciable, la joven resulta fácilmente manipulable hasta que tenga tiempo para procesar acciones y vibraciones entre dos cuerpos: el suyo y el de la otra persona. Una vez algo ha llamado su atención, establece una estrecha franja de cuarentena que va ampliando su grosor a medida que la joven es capaz de separar la idea inicial de la implantada inconscientemente en su siempre ocupada cabeza, cometiendo naturalmente más fallos que aciertos pero, al fin y al cabo, llevando bajo su brazo la satisfacción de darse la razón a si misma siempre que lo necesite.

CUARTA Y ÚLTIMA FASE: MIEDO AL ERROR Y CORRESPONDIENTE MARCHA ATRÁS.

Sus cálculos van mucho más allá de averiguar el perfume que impregna a las personas que la rodean, o de averiguar el tema del libro que cualquier hombre puede estar leyendo en el parque: sus cálculos, muchas veces, necesitan anticiparse a lo certero para viajar a 'lo que podría pasar en caso de'. Nirvana necesita saber en todo momento, o al menos dentro de lo posible debido a la velocidad con la que actúa/piensa/vive, cuáles son las distintas repercusiones de sus actos, siendo la incertidumbre de su futuro razón suficiente para echarse atrás, presa de un miedo irreversible por perder el control no sólo de ella misma de forma consciente, si no también hacerlo de la situación y de lo que la rodea; factores que se supone que tiene que dominar, conocer y saber manipular.



»BIOGRAFÍA


LEUCEMIA: Enfermedad maligna que, aunque muchas veces denominada como cáncer de la sangre, realmente afecta a los tejidos encargados de fabricarla, es decir, a la médula ósea, el bazo y los ganglios linfáticos.

Nirvana, desde un primer momento, no sólo supuso la encarecida y progresiva destrucción interior de sus padres, si no también la muerte lejana, futura y lenta de otra persona; la que engendrarían sus padres a base de mucho dinero y palabras mágicas. Su clon.

Jane y Cirkos Kouzonis eran, para la gente que los rodeó a lo largo de toda su vida, unos buenos hermanos; hijos y vecinos. Su única desgracia no fue otra que traer al mundo a Nirvana, la que un día arrebataría la alegría que su nacimiento trajo consigo. Hasta entonces, fue una niña normal que comía suficiente, dormía demasiado y apenas daba problemas. Interesada en inspeccionar los ambientes por los que se veía rodeada, acostumbraba a escaparse de su cuna cada noche para vagar a oscuras por la casa, causando más de un susto a sus padres cuando, intentando bajar las escaleras por si sola, se hizo una herida en la frente que no sólo despidió mucha sangre, si no que también dejó cicatriz. Al año y medio llegaron a pensar hasta que su hija era todo un prodigio al piano cuando escucharon proveniente del salón una harmoniosa melodía. Nirvana, a su parecer, aporreaba sin ton ni son cada una de las teclas del piano con afán de encontrar la pelota que se le había escapado dentro. Cuando una nota sonase, también a su parecer diferente, debajo de ella estaría la pelota. Esto sus padres no lo descubrieron hasta pasadas unas semanas, cuando la pequeña consiguió recuperar su juguete y dejó entonces de 'tocar' el piano, pues tras él no había nada que recuperar o con lo que jugar.

Sólo seis meses después, en una visita rutinaria, los médicos le diagnosticaron a la joven Nirvana leucemia, añadiendo que era una enfermedad que, con los medios y el dinero suficiente, podía llegar a desaparecer, pues el número de niños con leucemia era elevado y la tasa de mortalidad de éstos no demasiado alta. Nirvana perteneció a ese pequeño porcentaje de casos que no se curan ni con dinero, ni con métodos ortodoxos. Su curación fue, para sus padres y familiares cercanos, un tortuoso Via Crucis que iba prolongado su recorrido a lo largo de los años. Incurable, decían. Mortal, susurraban. Nirvana fue salvada de los trasplantes y pruebas 'innecesarias' hasta los once años, cuando la cuestión de vida o muerte quedó no en manos de los padres, si no de los médicos. La joven permaneció ingresada durante aproximadamente un mes a manos de médicos que la manoseaban, pinchaban y trataban como a un objeto del que extraer no sólo sangre, si no todo lo que hiciese falta. A su salida, los padres denunciaron al centro por sumir a su hija en trauma infantil que no se extinguiría con facilidad, pues los ingresos en diferentes hospitales no sólo se sucedieron, si no que lo hicieron durante cortos intervalos de tiempo. La joven pasó su infancia y adolescencia encerrada entre cuatro paredes blancas, leyendo todos y cada uno de los libros de las bibliotecas de los hospitales y recordando anécdotas y risas que ocurrían entre sillas de ruedas, goteros y batas blancas.

Todo padre mataría por sus hijos, y la solución más inhumana y amoral creada por el ser humano cayó a los pies de los Kouzonis como una moneda para un muerto de hambre en plena calle: como una bendición. Nirvana aún era muy joven, pero por su cuerpo habían pasado tratamientos no sólo empleados en niños, si no también en adultos y ancianos. Había visto a su piel ser martirizada por agujas más grandes que los dedos de sus dos manos puestos en fila y había llorado más que una madre al ver morir a sus catorce hijos en un accidente aéreo. Sus padres nunca le dijeron nada, y ella tampoco sospechó de las numerosas pruebas que los médicos necesitaron. Más de lo mismo: agujas, sangre, dolor; agujas, sangre, dolor; agujas, sangre, dolor.

A los diecisiete años consiguió, aunque a duras penas y con mucho esfuerzo, graduarse. Su sueño era simple y fácilmente alcanzable: ahorrarle al mundo más dolor pudiendo conseguir la fórmula idónea para hacer más con menos. La medicina inundó sus objetivos y envenenó sus ideas hasta que sus padres hicieron lo impensable por compaginar 'visitas al médico' y 'estudios de la niña'. Ellos sí que encontraron esa fórmula idónea, y su nombre era Leeds. A la pequeña de los Kouzonis le bastaba con estudiar lo que 'siempre' soñó, no opuso resistencia, no hubo palabrería de por medio y para cuando quisieron darse cuenta, ya habían pasado dos años de su llegada. ¿Y qué? Era cuestión de tiempo que empezasen las transfusiones no sólo de sangre, si no de órganos, pues 'su pequeña' cada vez se deterioraba por dentro a más velocidad y con más fuerza.




»OTROS DATOS


• GUSTOS: Los concursos de preguntas, sobre todo la sensación de satisfacción que le produce saberse las respuestas; los helados de nata y menta; las enciclopedias, podría hasta decirse que las colecciona; los pájaros; el olor a humedad; los masajes en el cuello y en los hombros; dar largos paseos, aunque su condición le impida hacerlo sin fatigarse; los abrazos, le parecen la muestra de cariño más tierna y dulce del mundo, quizás por ello nunca da demasiados; Broadway en general: su música, sus actuaciones, su ambiente. Todo; gritar, suele hacerlo cuando está sola o en la ducha y los relojes, siempre suele llevar dos o incluso tres en cada muñeca.
• HOBBIES: Poner todos sus relojes en hora cada noche antes de irse a la cama; fumarse, al menos, dos cigarrillos al mes -no más de cinco- y pintarse bigotes de gato cada vez que tiene pensado ver más de dos películas en casa.
• DISGUSTOS: Dormir en casas ajenas, le pone nerviosa encontrarse fuera de lugar o no saber dónde está cada cosa, por insignificante que sea; que su padre viva su vida por ella y haga de su enfermedad algo digno por lo que no ver la luz del día; los impedimentos -ajenos- a la hora de hacer cualquier cosa, sobre todo si para ella es suficientemente crucial como para ser 'más que urgente' y desayunar tomando café.
• MIEDOS: Morir en una sala de operaciones.

avatar
Nirvana L. Kouzonis
Habitantes
Habitantes

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nirvana L. Kouzonis

Mensaje por Nirvana L. Kouzonis el Jue Mar 03, 2011 12:54 am

Finiquitada.
avatar
Nirvana L. Kouzonis
Habitantes
Habitantes

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nirvana L. Kouzonis

Mensaje por August Speltke el Jue Mar 03, 2011 10:16 am

Ficha aceptada. Muy interesante la historia ö, ya veremos qué ocurre xD. Esperamos te diviertas y la pases bien.

__________________________________________


August Speltke
WHEN I HAVE FEARS THAT I MAY CEASE TO BE

A thing of beauty is a joy for ever:
Its loveliness increases; it will never
Pass into nothingness; but still will keep
A bower quiet for us, and a sleep
Full of sweet dreams, and health, and quiet breathing.
avatar
August Speltke
Clones M
Clones M

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 24/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nirvana L. Kouzonis

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.