Conectarse

Recuperar mi contraseña

                                   
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 58 el Vie Abr 08, 2016 7:09 pm.

Últimos temas
» Abduction RPG
Miér Sep 21, 2011 3:38 am por Savannah Vandercroff

» Promoción: Inside these Walls. {ABIRERTO}
Sáb Mayo 07, 2011 1:50 pm por Lisbeth Higgins

» Anuncio: ¿Nuevo foro? Encuesta.
Jue Abr 21, 2011 7:06 pm por Jovan Maarcjov

» ¿Quieres afiliarnos?
Miér Mar 16, 2011 4:23 pm por Invitado

» Mensajes Secretos.
Mar Mar 15, 2011 3:12 am por Lyla Miller

» Confesionario.
Mar Mar 15, 2011 12:18 am por Lyla Miller

» Fuck, Date o Pass.
Lun Mar 14, 2011 9:59 am por Lyla Miller

» Empareja al de arriba.
Lun Mar 14, 2011 4:54 am por Eloise M. Windflower

» The time of my life ♪ [Nicole Relation´s]
Lun Mar 14, 2011 4:51 am por Nicole Windsor
















Dado el sin número de copias hacia foros de la aDministración, anteriores a este, que hemos soportado sin manifestarnos, hoy toda copia o cambio notorio a nuestro trabajo en photoshop, historia y/o personajes para el uso no autorizado de otra página está bajo licencia.
Licencia de Creative Commons
Awake by Awake is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at awakerol.ohmyforum.net.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://awakerol.ohmyforum.net/.


Heather Brontë.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Heather Brontë.

Mensaje por Heather Brontë el Mar Mar 01, 2011 11:57 pm

HEATHER BRONTË

I just can't turn away, i can't look away.

»datos personales.

Nombre: Heather.
Apellido: Brontë.
Apodo: 26 de Agosto de 1992.
Grupo al que pertenece: Clon.
¿Qué pretende hacer en Leeds? De todo. Una semana vendiendo libros en una librería, entregando folletos en la playa, sirviendo en una cafetería. Quiere probar hacer todo.
»aspectos.

Descripción física:

Spoiler:
[center]

Descripción psicológica:

A algunos nos bañan en gris, en satén o en brillo, pero de vez en cuando encuentras a alguien iridiscente.
Y cuando lo haces, nada se les compara jamás.«

Difícil. Compleja. Contradictoria. Con ese trío de palabras sin sentido es la mejor manera con la que podrás comenzar describiendo a una persona como Heather. Aquella a la que muchos podrían representar pero jamás llegar a entender, una mente idealista que sólo cree en los sentimientos y derechos humanos, que está lejos de aceptar a la sociedad y demasiado cerca de caer en sus propios sueños. Sueños: Representación en la fantasía de sucesos e imágenes mientras se duerme. Ensueño: Ilusión. Soñar: Acto de dormir. Definiciones que entregan la Real Academia Española pero que están lejos de poder representar a Heather como ella quiere ser vista. ¿Cómo sería eso? Como un alma libre, que no puede ser domesticada, y que sólo quiere ser feliz cuando está conciente de que ya lo es. Que busca respuestas que nadie quiere oír, y soluciones a problemas que ya dieron por perdidos. Exacto. Una defensora de los imposibles cuando su vida, gira entorno a un sueño más que perdido; ser libre. Haber nacido libre. Gran razón por la cual a esta rubia jamás, la verás caer. Porque de las cien veces que ha tenido que entrar a pabellón, mil ha gritado y protestado contra su terror a las agujas pero cedido finalmente recordando que vive para darle la libertad a una como ella. A una que el cáncer atacó y que por ello recurrió a ese asqueroso servicio, por la cual tiene claro dará su vida con orgullo pero por la cual también continua resistiéndose gracias a el pánico que le producen esas pequeñas cosas de metal con punta afilada que se entierran en su brazo, de preferencia derecho para las enfermeras, y que tantas marcas le han dejado. Una contradicción a su personalidad rebelde ceder, que muy bien justificada está por su lado más humano el entregarse a la salud de aquella niña que padece Leucemia.

Y si en este momento te preguntas como reacciona Heather, como vive Heather, estás a kilómetros de poder llegar a respondértelo porque sencillamente no deja cambiar, no deja de transformarse, no deja de madurar. ¿Por qué? El tiempo es un regalo, una ilusión muy sabia que le está diciendo a gritos que lo suyo tiene ya un fin escrito, y lo debe tener bastante claro. No nació para hacer lo que quisiera y contra esa idea lucha. Esa, esa Heather, una maniática de las preguntas, las respuestas y los sueños. Aquella soñadora, una luchadora, una persona con los pies bien puestos en la tierra pero poseedora de una mente que lejos camina en el cielo. Esa que siempre es la primera y última en todo. La primera en decir “no” cuando las masas aprueban la corriente y la última en rendirse cuando ya no queda porque ni por quien seguir luchando. Sólo por una idea, un ideal. Eso es Heather. Las ganas de cruzar, las ganas de conocer y saber lo que hay después del mar, después de un horizonte, después de que toda esta pesadilla termine. Aunque realmente el que sucederá con ella es de hecho la última pregunta que cruza por su mente porque para sí misma, Heather simplemente no existe. No es más que una cosa, una ilusión, una utilidad. Partes de otra persona que en su cuerpo sí funcionan, que tienen un fin mejor, que no pertenecen a ella y nunca lo harán.

Quien la ve, quien la escucha, quien la conoce da por seguro que para esta rubia todo está dicho, que su palabra es ley y su razonamiento la verdad, cuando simplemente es todo parte de una pintura, de una película escrita y vista, de una predicción. Como no verlo así, si su vida siempre fue un calendario. Martes 10 exámenes, Jueves 12 transfusión, Domingo 15 quirófano, y así hasta que terminaba el mes. Cree conocerlo todo sin estar conciente de lo testaruda que puede llegar a ser, cayendo en una ingenuidad única, ignorante a la vida de cualquier ser humano, en donde pretende tenerlo todo bajo control o al menos a conciencia, cuando realmente no está preparada para los cambios, para un “¿Qué pasaría si…?”. En ese caso, Heather se muere, Heather pasa a ser una niña, un ser indefenso y desprotegido que terminaría demostrando su lado más humano, su lado más vulnerable aún cuando en sí encontrarás en ella a simple vista un ser digno de amor, que merece recibir todo el cariño del mundo en compensación a lo que como persona y no como clon le ha tocado vivir. Vivir. Palabra que para ella más que nada es como actuar, ella no vive, ella sobrevive a las agujas, a las citaciones, al pabellón, a las enfermeras, a los doctores, a esa infernal pulsera que muy bien ubicada en su mano derecha le recuerda que no está sola, que jamás lo estará, y de la peor manera que esto puede llegar a quererse.

− ¿Qué harás cuando te pida que te quedes?
− Marcharme.
− No te creo.
− Yo tampoco.

»biografía.

- Su conteo de glóbulos blancos está muy bajo -
- ¿Qué significa eso?-
- No lo sé. Puede tener una deficiencia inmunológica o una falla de laboratorio. Le daré esta tarjeta.-
- ¿Oncología…?-
Cáncer. -
Fue así como se inició todo, al principio fueron simples hematomas los que mancharon el cuerpo de la pequeña Kate, lo siguiente fueron los alarmantes resultados que tras su análisis lo aclararon todo, “Sus glóbulos blancos están realmente bajos. También presenta un 12% de pro mielocitos y 5% de blastos lo cual… nos indica un cuadro leucémico.” Leucemia pro mielocítica aguda. Ese era el nombre que daría paso a lo que sería el cuadro para nada agradable que comenzaría a vivir la familia Brontë. Aquella de que perfecta lo tenía todo; Dinero, amor y amigos. Comenzado por Josh quien mantenía a su familia gracias a su exitosa carrera como abogado y linaje empresarial, siguiendo por Hailey, la ama de casa más preocupada y amorosa con lo que te podrías llegar a topar para finalizar con su pequeña primogénita, la protagonista de esta historia, la razón de la existencia de Heather; Kate. A quien a sus cortos tres años le terminaron diagnosticando leucemia, por la cual esta feliz familia contactó el inhumano servicio de los clones, pensando sólo en la vida de su hija costara lo que costara. Por una parte Hailey se terminó obsesionando con el tema, cayendo en una dimensión en donde los días se hacían horas, horas necesarias para seguir leyendo con respecto a la Leucemia y el servicio de los clones, el que tan efectivo sería. Pasando a llevar por completo la opinión de Josh e iniciando una etapa de peleas, gritos y malos ratos que estarían lejos de terminar, lo que llevó finalmente a un desesperado matrimonio solicitando el famoso servicio de clones a como de lugar.

Decisión un 26 de agosto hace 19 años trajo al mundo a esta rubia que a pesar de ser una copia de parecida no tendría nada a su original, físicamente dos gotas de agua, pero en personalidad y desplante Heather simplemente relucía, ella sí… estaba llena de vida. Una vida que tampoco le pertenecía pero que con el paso del tiempo supo aprovechar. Heather. Aquella rubia y pequeña niña que adornada con un par de trenzas que caían a cada lado se quedaba mirando con enormes y brillantes ojos llenos de emoción la película hasta el último, esperando a que la pusieran otra vez para seguir con su fantasía, la misma que a las siete de la mañana estaba despertando a todos para salir a jugar y ver el sol, a la que retaban por los gritos ensordecedores y patadas voladoras con tal de que no clavaran en su pequeño brazo una vez más esas agujas y conocían por tener más energía que toda una clase juntas. Exacto, esa que salía corriendo por los pasillos cuando no había hecho los deberes y llegaba bailando al comedor cuando sacaba una buena nota. Heather Brontë. La ahora joven de diecinueve años que como sea pretende vivir su vida al máximo, como si tratara de una batería o carga limitada en donde su misión es agotarla, sentirse realizada una vez que su ‘misión’ haya sido completada para darse por completo a Kate, entregarle de una vez por todas la libertad que una persona se merece pero que ella no puede tener. Algo que si bien ataca demasiado a su personalidad y modo de ser es sobrepasado por su ser más humano, más empático y cariñoso por alguien que no conoce pero siente le acompaña desde que fue creada. Por lo mismo estando en Leeds sólo tiene una cosa en mente, ser la protagonista de su propio capítulo, vivir intensamente todo lo que el tiempo y su salud se lo permita, que su día a día por una vez se parezca a aquella película que en su niñez no dejaba de ver con tal de soñar que algún día podría ser así. Ese día llegó, la oportunidad de llevarlo a cabo también y por ello no dejará jamás que nada ni nadie le arruine su posibilidad.

»otros datos

Gustos
- Panqueques. Todo tipo de ellos, con cualquier tipo de relleno. Le encantan.
- El español. Claro, quizás esperaban que quisiera hablar francés, italiano, latín, griego, etc. pero en cambio a ella le gusta el español.
- Los peluches. Sobre todo si su textura es suave. Mas que encontrarlos la cosa más tierna del mundo ve en ellos la infancia de muchos reflejada.
- Ser independiente, saber que puede valerse por si sola aún cuando sea lo suficientemente terca para no querer recibir ayuda.
- Ver ¿futbol? Anda, de pequeña era la típica niña revoltosa que quería estar en todos lados y como los niños no la dejaban jugar a la pelota con ellos, se acostumbró a observarlo.
- Insectos, le encantan todos estos bichitos con pies o alas que puede tomar en sus manos. De hecho, cuando estaban en el internado la retaban constantemente por las picaduras que estos les podrían causar.
- Las fotografías. ¿No era que una imagen vale más que mil palabras? Le encanta observar fotografías y estar en ellas, nada de “Que mal salgo” o posar para una de ellas, sólo le gustan las que reflejan un buen recuerdo.
- Las personas detallistas, calmadas, que se toman su tiempo. Claro su contraste, pero le fascinan, por sobre todo las admira y cautivan.
- Estar conciente de que tiene una opinión, lo que le gusta aquí es llevar una buena conversación a cabo, intercambiar opiniones y defenderlas a como de lugar.

Hobbies
- Ver películas, cualquiera sea su género.
- Conversar y por el contrario guardar silencio. Ambos extremos le gustan, sólo debes buscarle a cada uno su momento.
- Vivir el momento. Nada más. Si va a caminar, sentir el aire atravesar sus pulmones, si va a la playa disfrutar de las olas chocando en su pies e incluso si está parado en medio de la nada sentir que esto es real.
- Salir. Simplemente salir y conocer cada centímetro del perímetro que tienen permitido con tal de ver en cada rincón de Leeds el resto del mundo.
- Quizás suene un poco perturbador, pero le encanta detenerse a mirar a las personas. Sentarse en una plaza cuando el mundo le da vueltas a observar a esa típica pareja cogida de la mano que planea un futuro juntos, a ese par de abuelitos que leen el periódico y completan crucigramas uno al lado de otro suponiendo que han pasado su vida sin separarse, a ese niño jugar a la pelota con su padre o a aquel perro vagabundo que sólo tiene dos preocupaciones en su corta vida; rascarse las pulgas y cubrirse cuando la lluvia toda a la puerta. Como también dedicarle un par de valiosos minutos a quien tiene al frente, con quien está conversando o conociendo.
- Bailar. Que va… nada de ballet, tres cuartos, posición uno, dos, tres, no. Bailar a lo que responde el término, moverse, sentir la música, prender la radio que suenen las notas musicales y dejarse llevar. Eso para ella, es bailar.

Disgustos
- Las noticias escritas, visuales, todas. No hacen más que informar desgracias.
- Su letra no la puede ver. Cuando está muy aburrida toma cualquier papel e intenta mejorarla cuando muchos le dicen que ya está muy bien.
- Los lentes. No por un tema de superficialidad sino que para ella topan lo que más le puede llegar a gustar de una persona, sus ojos.
- Ver como muchos de sus compañeros “clones” se echan a morir, limitan sus sentimientos por lo que están destinados a ser.
- Esa enfermante pulsera que debe llevar en su delgada muñeca izquierda. Aunque ahora último le ha cogido cariño con tantos dijes y cosas que le ha colgado.
- Todas, absolutamente todas las personas que no son agradecida con lo que les tocó vivir. Claramente no está a favor de la violencia pero le encantaría darles un buen golpe para que reaccionaran de una sola vez.
- Esperar. Vivimos el presente, es ahora, no mañana no pasado. No conoce esas palabras.
- Acepta que seas irresponsable, acepta que no seas la persona más empática del mundo pero jamás llegará a comprender a las personas prepotentes, amargadas o arribistas.
- Los dientes feos. No hay más que decir.

Miedos
- No poder ser lo que otros quieren, tiene miedo a decepcionarlos.
- Llevar demasiado lejos lo que piensa u opina, pero por sobretodo dañar a las personas que quiere siendo tan honesta y transparente.
- Las agujas. Las odia, y es que no, no poseen un efecto físico en ella como desmayos o mareos, simplemente las odia. Le dan pánico verlas y fobia cuando comienzan a acercárseles. Sabe que algún día, una de ellas la hará dormir para siempre, ahí radica su principal miedo.
- Las marcas que han dejado en ella tanta operación. Hematomas, pequeñas cicatrices por las inyecciones, entre otras cosas.
- Cansar a las personas. Heather es una persona con carácter, pero mucho miedo a ser demasiado para algunos, aunque claro, su espontaneidad es algo que no puede evitar.
- Exacto, le tiene miedo a la muerte. Más que al dolor que puede llegar a sentir a no volver a abrir los ojos y ver ese mundo que durante toda su vida quiso salir a conocer.
__________________________________________

ya se quedaron dormidos, shh.

__________________________________________

{CONTS.}
·BUT NOW IT'S OVER, IT'S OVER, WHY IS IT OVER?
WE HAD THE CHANCE TO MAKE IT.
NOW IT'S OVER, IT'S OVER, IT CAN'T BE OVER
I WISH THAT I COULD TAKE IT BACK
BUT IT'S OVER
·
avatar
Heather Brontë
Clones F
Clones F

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 12/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.