Conectarse

Recuperar mi contraseña

                                   
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 58 el Vie Abr 08, 2016 7:09 pm.

Últimos temas
» Abduction RPG
Miér Sep 21, 2011 3:38 am por Savannah Vandercroff

» Promoción: Inside these Walls. {ABIRERTO}
Sáb Mayo 07, 2011 1:50 pm por Lisbeth Higgins

» Anuncio: ¿Nuevo foro? Encuesta.
Jue Abr 21, 2011 7:06 pm por Jovan Maarcjov

» ¿Quieres afiliarnos?
Miér Mar 16, 2011 4:23 pm por Invitado

» Mensajes Secretos.
Mar Mar 15, 2011 3:12 am por Lyla Miller

» Confesionario.
Mar Mar 15, 2011 12:18 am por Lyla Miller

» Fuck, Date o Pass.
Lun Mar 14, 2011 9:59 am por Lyla Miller

» Empareja al de arriba.
Lun Mar 14, 2011 4:54 am por Eloise M. Windflower

» The time of my life ♪ [Nicole Relation´s]
Lun Mar 14, 2011 4:51 am por Nicole Windsor
















Dado el sin número de copias hacia foros de la aDministración, anteriores a este, que hemos soportado sin manifestarnos, hoy toda copia o cambio notorio a nuestro trabajo en photoshop, historia y/o personajes para el uso no autorizado de otra página está bajo licencia.
Licencia de Creative Commons
Awake by Awake is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at awakerol.ohmyforum.net.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://awakerol.ohmyforum.net/.


Kaleb Samuels Heatherton

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kaleb Samuels Heatherton

Mensaje por Kaleb S. Heatherton el Miér Mar 09, 2011 7:25 pm

KALEB SAMUELS HEATHERTON
"¿Por qué conformarse con un copo de nieve pudiendo desatar una ventisca?"

»DATOS PERSONALES

• Nombre:

Kaleb

• Apellido:

Samuels Heatherton

• Apodo:

Kal, Kaly

• Fecha de nacimiento:

2 de Enero de 1993

• Grupo al que pertenece:

Clones

• ¿Qué pretende hacer en Leeds?

Desconectar, olvidar su origen y el motivo por el cual fue creado. Asumir un nuevo papel en una nueva vida, en la cual obligarse a sí mismo a pensar que todo es perfecto, y que su cuerpo y su alma le corresponden, son de su propiedad únicamente.


»ASPECTOS


• Descripción física:

Físicamente, Kaleb podría ser considerado el chico perfecto donde quiera que los haya. Su cabello es rubio, ondulado, ni corto ni largo, y le cae en juguetones mechones sobre el rostro. Sus ojos son de un tono azul intenso, brillantes... con forma almendrada y largas pestañas que los enmarcan, tan oscuras como si llevase máscara. Sus rasgos son finos y dulces, casi se podrían considerar aniñados si se miran bien. Tiene unos labios gruesos y carnosos, cuya forma sensual atrae más de una mirada, y su natural color entre rosa y amelocotonado es el complemento ideal para unas facciones de ángel.
Tiene un cuerpo esbelto, ni muy trabajado ni muy delgado. Se le notan algunos musculos, pero no de forma excesiva. No es un chico que viva obsesionado con cuidar su cuerpo e ir al gimnasio siempre que le es vitalmente posible. Suele vestir de forma descuidada, pero siempre conjuntado y de buen ver. siempre está seguro de que pegarán con todo. No es un muchacho que lleve muchos complementos, más bien es sencillo y poco complicado en ese sentido. Sus colores preferidos para vestir son el negro y el blanco, este primero resaltando especialmente el tono ligeramente bronceado de su piel tersa.

Spoiler:

• Descripción psicológica:

Todo aquel que espere encontrar en Kaleb a una persona sumisa, que acepta lo que le es mandado y no rechista ante cualquier petición, simplemente por su naturaleza de clon... se verá bastante decepcionado. Es una persona que se opone completamente a su naturaleza, a su futuro... el destino que le espera y la finalidad para la cual fue creado. Rebelde por puro instinto de supervivencia, no permite que cualquier persona lo domine o le de órdenes. Es complicado bajar su ego y colocarse por encima de su arrasadora personalidad de egocéntrico.
Sabe que su cuerpo no es realmente suyo, y no confía demasiado en el alma que todos dicen poseer pero que en él está aparentemente ausente. En todo momento, cada acción y cada gesto van destinados a romper la cadena de eslabones que componen su historia predeterminada desde un principio. Desafiante, presuntuoso... es una persona demasiado complicada de manejar. Tampoco es demasiado sociable, aunque si surge la oportunidad no dirá que no a una amena charla... a pesar de que esta no sea agradable para los demás.
Es pesimista, siempre se pone en el peor de los casos ante cualquier situación o problema. Desconfía de cualquiera que se le acerque, sea con buenas o con malas intenciones. Teme una traición, que le hagan daño... que le den una puñalada por la espalda. Quizás por eso le cuesta mucho mostrarse como persona, como realmente es. No quiere verse expuesto ante otra persona, sus secretos, su forma de pensar... sus deseos de futuro.
Cabezota e insoportablemente testarudo, es casi imposible hacerle cambiar de opinión cuando toma una decisión o se le mete algo en la cabeza. No soporta que le lleven la contraria, que le digan lo que debe decir, hacer o pensar... Trata de hacerse dueño de su mente, aunque el resto de su mundo no sea propio, sino de los científicos y de aquel que ha pagado para darle la vida.
Otra de las peculiaridades de Kaleb... es su sexualidad. Quizás sea otra de las cualidades que comparte con su comprador, pero es homosexual, las mujeres no le atraen... pero los hombres son su perdición. El sexo para él es algo vital, algo imprescindible... siempre y cuando sea él quien selecciona a sus parejas de cama. Es un método con el cual pretende liberarse, desahogar su cuerpo y hacer que su mente vuele.


»BIOGRAFIA


Cuando un ser humano es un niño, se le explica el origen de los bebés mediante una curiosa metáfora, en la cual se habla de una semilla y un huerto fértil en el cual cultivarla para que de lugar a una planta... y luego su correspondiente fruto. La realidad es más bien distinta: dos personas se enamoran, y el fruto de ese amor es un hijo al que dan sus apellidos, cariño, amor... un hogar en el que recibirá regalos, perderá los dientes y se convertirá en todo un hombre o una mujer de buen futuro. Las cosas en Morningdale no funcionaban de ese modo.

Desafiando a Dios y a cuanta creencia religiosa pudiese imaginarse, los científicos de dicho centro creaban clones, semejantes de otras personas con el suficiente dinero como para poder pagar la creación de dichos seres. Copias exactas de otros seres humanos, cuya finalidad era sencillamente servir a aquel que había pagado para darles la vida. Kaleb fue otra de esas crueles creaciones. Sin un pasado, un presente y un futuro, siempre fue un niño hermoso, ajeno a los demás y a su propio cometido. Tuvo una infancia tranquila, claro que jamás fue como la de cualquier niño normal y corriente.

No fue hasta los siete años, cuando se enteró de la finalidad para la cual había sido construido. Su comprador, un magnate de los negocios dueño de una empresa naviera, tenía un joven amante, estudiante de instituto. Ambos homosexuales, mantenían un idílico romance a espaldas de la esposa del empresario, que veía a su marido como el hombre ideal. Ambos, decidieron dar un toque más picante a la relación. Queriendo aumentar el morbo, planearon clonar al muchacho joven, el estudiante. Así, el rico negociante tendría dos estupendos compañeros de cama con los cuales jugar y realizar sus más exquisitas perversiones.

A una edad tan temprana, Kaleb no fue capaz de asimilar demasiado bien esa información. Enterarse de que su existencia se debía unicamente al deseo sexual de alguien demasiado aburrido de su adinerada vida... le corroía las entrañas. Empezó a verse sucio, como un mero esclavo sexual que estaba esperando el momento para ser desvirgado y corrompido. Se alejó de los demás y se encerró en su propio mundo, lejos de las personas que pudiesen mancillarlo, herirlo...utilizar su finalidad para hacerle sufrir. Tras dos duros años de depresión, sacó fuerzas de flaqueza, y se dijo a sí mismo que no tenía por qué acatar con el destino que se le había impuesto sin consultárselo. Empezó a saltarse las normas del centro, recibiendo sus correspondientes castigos que nunca eran lo suficientemente fuertes como para aplacar sus ansias rebeldes.

Finalmente, cumplió los diecisiete años. La edad que su comprador había marcado como límite de plazo de espera. El día 2 de Enero, el mismo día de su supuesto cumpleaños, iba a ser llevado al anochecer al loft privado de dicho empresario, y allí empezaría a cumplir con su misión. Pero el destino es caprichoso, cruza caminos, destruye otras sendas y crea grandes montañas... Es inexplicable, imparable... no se puede controlar. Y nadie imaginaba que ese mismo dos de Enero, a las diez de la mañana, una explosión en el piso del muchacho estudiante, producida por una fuga de gas, acabaría con la vida de este.

Kaleb se sintió aliviado, aunque sabía que como persona debería entristecerse por la muerte de otro ser humano... Pero, él no era un humano. No tenía por qué. Se apoyaba en la idea de que quizás, con su persona de origen fallecida, lo destruirían para evitar malentendidos... nunca se imaginó que la influencia del dinero nuevamente marcara su existencia. El estudiante no tenía familia, y tampoco demasiados amigos... fue fácil para el magnate que había ordenado la creación de Kaleb esconder la muerte del chico mediante sobornos, aprovechándose de esa situación social marginal.

Todavía hoy se siguen haciendo los trámites que permitirán a Kaleb ocupar el lugar del chico fallecido... Hace más bien poco tiempo que ha sido trasladado a Leeds, donde está iniciando una nueva vida, con una nueva identidad... hasta que todo se arregle, y tenga que afrontar nuevamente su maldito cometido. Es un estudiante normal y corriente, algo egocéntrico, pesimista... pero en apariencia, un chico como otro cualquiera, que es precisamente lo que él desea.



»OTROS DATOS


• Gustos:

Los hombres. Es algo que no puede negar, por mucho que sienta decepcionar a algunas de las mujeres que pueden llegar a insinuársele. Las situaciones arriesgadas, en las cuales la adrenalina toma el control de sus acciones. Sentirse bien consigo mismo, incluso superior a los demás... considera que ya se infravaloró lo suficiente en el pasado y que tiene que dar nuevos pasos.

• Hobbies:

La música, la lectura, el dibujo... aficiones que cualquier chico de su edad podría tener. Toca la guitarra, da igual si es eléctrica o acústica. Además, dibuja bocetos, sobre todo a lapicero, y escribe microrelatos que guarda como oro en paño en su cuaderno de esbozos.

• Disgustos:

Que le lleven la contraria o le digan lo que tiene que hacer, las normas en general. Los sabores demasiado dulces y empalagosos, al igual que los olores de ese mismo tipo. La gente hipócrita, falsa... que dice una cosa a la cara y a las espaldas cuenta otra completamente distinta. Los insectos y las legumbres, ambas cosas le dan auténtico asco.

• Miedos:

A no ser dueño de sí mismo, o a ser dañado por una persona importante. Además, no soporta la oscuridad.
avatar
Kaleb S. Heatherton

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 09/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb Samuels Heatherton

Mensaje por August Speltke el Vie Mar 11, 2011 1:48 am

Creo que te has confundido con el fin de los clones. Éstos no son hechos para que puedan suplantar a alguien más, sino para donar órganos. No, no hay alternativas ya que estos chicos son cuidados de manera minuciosa. Los clones no son de carácter rebelde y no pueden saltarse las normas, ¿por qué? Porque simplemente les tratan demasiado bien y tampoco existe la forma en la que puedan enterarse de para qué fueron creados ni quién pagó por ello, sólo los predeterminados –que son pocos casos–. Te pediría, de favor, que cambies la historia. Lo lamento, pero no puede ser aceptada. Ningún clon desea realmente cambiar su destino y, el que le has impuesto al tuyo no puede ser aceptado.

Otra cosa. Los clones sólo tienen un nombre y un apellido. Si deseas seguir formando parte de ellos tendrías que cambiar tu nombre.

__________________________________________


August Speltke
WHEN I HAVE FEARS THAT I MAY CEASE TO BE

A thing of beauty is a joy for ever:
Its loveliness increases; it will never
Pass into nothingness; but still will keep
A bower quiet for us, and a sleep
Full of sweet dreams, and health, and quiet breathing.
avatar
August Speltke
Clones M
Clones M

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 24/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.