Conectarse

Recuperar mi contraseña

                                   
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 58 el Vie Abr 08, 2016 7:09 pm.

Últimos temas
» Abduction RPG
Miér Sep 21, 2011 3:38 am por Savannah Vandercroff

» Promoción: Inside these Walls. {ABIRERTO}
Sáb Mayo 07, 2011 1:50 pm por Lisbeth Higgins

» Anuncio: ¿Nuevo foro? Encuesta.
Jue Abr 21, 2011 7:06 pm por Jovan Maarcjov

» ¿Quieres afiliarnos?
Miér Mar 16, 2011 4:23 pm por Invitado

» Mensajes Secretos.
Mar Mar 15, 2011 3:12 am por Lyla Miller

» Confesionario.
Mar Mar 15, 2011 12:18 am por Lyla Miller

» Fuck, Date o Pass.
Lun Mar 14, 2011 9:59 am por Lyla Miller

» Empareja al de arriba.
Lun Mar 14, 2011 4:54 am por Eloise M. Windflower

» The time of my life ♪ [Nicole Relation´s]
Lun Mar 14, 2011 4:51 am por Nicole Windsor
















Dado el sin número de copias hacia foros de la aDministración, anteriores a este, que hemos soportado sin manifestarnos, hoy toda copia o cambio notorio a nuestro trabajo en photoshop, historia y/o personajes para el uso no autorizado de otra página está bajo licencia.
Licencia de Creative Commons
Awake by Awake is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at awakerol.ohmyforum.net.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://awakerol.ohmyforum.net/.


Olivier René Dómine Boissieu.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Olivier René Dómine Boissieu.

Mensaje por Olivier R. Dómine el Vie Mar 04, 2011 1:05 am

OLVIER RENÉ DÓMINE
"Do what you can, with what you have, where you are."

»DATOS PERSONALES

Nombres: Olivier René.
Apellidos: Dómine Boissieu.
Apodo: Oli.
Fecha de nacimiento: 17 de Marzo de 1987.
Grupo al que pertenece: Habitantes.
¿Qué hace actualmente?: Trabaja como camarero en una pequeña taberna en la zona sur.

»ASPECTOS

Descripción física:
NILS B U T L E R:

Descripción psicológica:
"-Noooo... no, no, no, no. Yo si fuera tú no haría eso.
-¿Y por qué tendría yo que hacerte caso?
-Porque a ese juego no solo tú sabes jugar".
Para nada. ¿Olivier saber jugar? JÁ. ¿Echarse un farol para después tirar la piedra y esconder la mano? Tampoco. Aunque fíate de él; hazlo. Hazlo y acabarás en cualquier hoyo de la ciudad. Olivier es el chico de las cien mil caras, el que mantendrá escondido el as bajo la manga hasta que esté completamente seguro de que, al sacarlo, te hundirá y enterrará dentro de la misma jugada. De un solo golpe al blanco y certero. Es el que pondrá patas arriba tu mundo totalmente ordenado, el que desaparecerá con la bravura de las aguas y reaparecerá tras la calma para enbravecerlas nuevamente, pero hacerlo él y a su manera. Olivier, el chico malo. ¿O es que acaso es una inútil apariencia que en definitiva no es más que una más que sutil máscara y que desmiente cualquier encasillamiento que se le pueda hacer a propósito al chico? Quién sabe. Polifacético sin duda; Adaptable a cualquier situación y conversación. Ameno, gracioso, espontáneo, decidido, alternativo. Un alma perdida dentro de un mundo considerado por él mismo como adverso. Aparentemente lo tiene todo para encandilar a cientos de mujeres y prefiere dedicar su tiempo a los trucos de magia. Aunque claro es que, por ello, consigue llevarse a la cama a unas cuantas. Un auténtico Don Juan, un casanova de los tiempos que corren, que rehuye completamente cualquier sentimiento que vaya más allá del propio roce físico. No es cruel, ni siquiera despiadado. No es vil, tampoco traidor ni se deja llevar por las apariencias que las personas causan en él, o incluso por las suyas propias. Entonces, ¿qué conclusiones certeras podemos sacar con todo esto? ¿A dónde exactamente nos quiere llevar Olivier cuando no nos proporciona más que meras suposiciones acerca de su personalidad?
A su terreno. A su terreno de juego. Hacerte entrar al trapo es su fantasía más morbosa. Recrearse una y otra vez en el juego de hacerte dudar, de ver en tus ojos la expresión de la incertidumbre que sabe que te recorre de pies a cabeza. Sabe perfectamente que puede inspirar miedo, misterio y atracción en cualquier persona; y sabe que, además, todo a la vez. Un pequeño combo lleno de sorpresas, que más que sorpresas, si no tienes cuidado podrá acabar con tu paciencia. Saldrás huyendo, correrás... pero jamás podrás esconderte eternamente de él. Fiel seguidor de sus propósitos y metas. Y si tú te has convertido en uno de sus fines... más te vale que encuentres una buena alternativa a salir huyendo.

"-¡Eh, eh! Tú, ven aquí."
-¿Qué quieres ahora, Olivier?
-¿Yo, que qué quiero yo? .. ¿Por qué tengo que querer algo yo? Báh, tío. Tomemos unas birras y charlemos.
-Olivier, al grano.
-Paranoíco.
-...
-En serio, tío. Sólo quería charlar, pero tú te lo has perdido. Ahora jamás sabrás aquello que ansías saber."
Si bien su apariencia más superficial es la de alguien antisocial, que trata de no forjar eternos lazos entre las personas e intenta por todos los medios distanciarse de cualquier ser social que lo rodee, el profundo conocimiento de su compleja y enrevesada psicología te dirá todo lo contrario. Olivier es complejo, característicamente atabiado de contrastes nítidos que serán tu completa perdición si acaso es que intentas analizarlo. Será mejor que trates con él de una manera abierta, sin intentar buscarle tres pies al gato y sin inmiscuírte demasiado en su vida e intentar saber a todo momento qué es lo que está maquinando, cuál será su siguiente movimiento, o incluso, qué es lo que piensa él de ti. Porque la noción que tiene acerca de cómo son las personas que lo rodean es momentanea. Y os preguntaréis, ¿eso qué quiere decir? Pues bien. A Olivier podrás caerle bien o mal dependiendo de qué es lo que veas en él. Que te acercas un día a Nixon con el único fin de pasar el rato: él te dará la espalda, ni se molestará en hacerte cualquier tipo de comentario para que tú dejes simplemente que las palabras fluyan entre los dos y pases el rato divirtiéndote o entreteniéndote a su costa. ¿Buscas al día siguiente, entonces, una simple compañía para fumarte un cigarrillo, habiéndole tratado como un simple pasatiempo que no llego a término el día anterior? Olivier será entonces esa compañía que busques; Olivier será ese pedacito de alegría que te haga sonreír aunque sea un instante, aunque sea con un simple truco de magia barato y que posiblemente sepas cómo lo hace. Con cualquier comentario jocoso acerca de tu ropa, o incluso morboso, sobre lo que haría si os encontraséis los dos juntos en un ascensor de algún edificio de la ciudad. Pero eso no quiere decir que este joven que ha dejado atrás ya las veinte primaveras olvide lo que las personas desean en algún momento concreto de él. ¿Sabéis aquello de 'perdona pero no olvida'? Tópico o no, en Olivier y en su mundo la realidad funciona así. Y si prefieres entonces que te olvide... mantén al menos las distancias, porque sabes que no podrás esconderte de él, ¿no?.

"-¡Eh, Olivier! ¿Ya estás otra vez con tus putitas?
-No, en realidad falta tu puta madre, tío."
Jamás, y jamás es jamás, te metas con alguien a quien valore, respete o incluso tema. Porque el único que saldrá perjudicado si tal caso llegase alguna vez a ocurrir serías tú. Cuando alguien entra lo suficiente en la vida de Olivier para que este no cambie a menudo de parecer sobre la relación que mantiene con esa persona, la defenderá hasta la saciedad; la defenderá incluso hasta tal punto que sería capaz de entregar su propia vida si lo considerase oportuno. Así como, sobretodo y más que a cualquier cosa, defenderá a aquellos cercanos a él, formen o no parte de su familia. Porque si ya Olivier se recrea y divierte con el hecho de hacerte pensar que es de una manera cuando no es así ni por asomo, imagínate el juego que puede dar su intrincada mente maquinando acerca de cómo hacerte sufrir tan sólo utilizando las palabras; recreando un escenario normalmente sangriendo en el que tú seas el protagonista, y desde el primer momento del relato, sepas que tú serás quien acabe dentro del hoyo.[/font]

-Eh, vamos Karl, no te pases. Pídele perdón.
-Ni lo pienses. Si es gilipollas es gilipollas, y el recordárselo me lo agradecerá toda la ciudad.
-Tic, tac. Tic, tac. Ya.
-Ni lo sueñes, Olivier.
-¡MAC! Respuesta equivocada. Mi turno.
El chico, desdeñoso, agarró a su amigo por la nuca en un veloz y ágil movimiento he hizo que aquel grandullón quedase flexionado en torno al tronco.
-¿Vas a pedirle perdón ahora?
Pese al hecho de que haya sido criado en la calle, que haya nutrido sus conocimiento de lo que veía cada día en las oscuras calles de la ciudad, rodeado siempre de marmóreos rostros inherentes a ropas desgastadas y colores sin vida la mayoría del tiempo, Olivier resulta ser un tipo un tanto quisquilloso en cuanto a modales y a formas se refiere. No habiendo sido educado por unos padres estrictos -puesto que Olivier carece casi completamente de familia-, él mismo fue quien decidió seguir la dinámica de llevar siempre por delante un buen carácter y no reprender a nadie por sus actos, al igual que no tolera las faltas de respeto hacia los semejantes. Un pequeño justiciero que no dudará ni un instante en defender a capa y espada una causa justa. Lo que sí es cierto es que la rebelión de Olivier va por dentro: fluye cual torrente sanguíneo recorriendo sus venas; nace de él y se extingue en demasiadas ocasiones por miedo incluso a las represalias. Dice lo que piensa sin tapujos, pero sabe a todo momento a quién puede confiar sus secretos y sus pensamientos; su forma de ver la situación actual y su forma de ver el mundo, en general.

»BIOGRAFIA
Cuando se mira a Olivier y se le conoce al menos un poco, lo primero que se piensa es que tras un ser tan súmamente complejo debe ir un pasado turbio o poco propenso para la buena crianza de un hijo. Pero lejos de estas apariencias, totalmente incoherentes y desprendidas de una mente prejuiciosa, debemos recordar que la vida de Olvier no se sale para nada de lo que al menos, por algunos, podría considerarse como normal.
Olivier, el pequeño René como lo llamaba su madre, nació en un pequeño pueblecito cercano a la capital francesa. De padres franceses y con ascendencia de la misma nacionalidad -exceptuando el abuelo paterno del pequeño, que era natal de la ciudad de Leeds-, quisieron que su hijo conociera las raíces de su familia y que, por supuesto, llevase dos nombres que denotasen completamente su nacionalidad. En torno a la infancia de Olivier no cabe destacar nada en particular, a excepción de la gran hiperactividad de la que era dueño la mayoría del tiempo Olivier. El pequeño de ojos claros era capaz de volver locos a sus padres sin siquiera proponérselo, y además, parecía que se divertía sacando de quicio sobretodo a su padre. Sin embargo, ambos progenitores dotaron de una fiel y exquisita educación a su hijo o al menos... así lo hicieron hasta que cumplió ocho años.

"-Olivier, ya sé que habrán dicho muchas veces lo que ahora voy a decirte, per...
-No hace falta que me digas nada. Lo sé todo. Sé que mis padres no van a volver.
-Pero quiero que entiendas...
-No hay nada que entender. No volverán. Y tú te irás también. Y yo..."
Y de repente no le quedó ninguna otra alternativa, más que la de crecer. Con tan solo ocho años debió asumir una pérdida y un traslado: la pérdida de sus padres y el traslado de su pueblecito natal al de una ciudad lejana, a la ciudad de Leeds, de donde su abuelo era. Sabiendo que el cuidado de su abuelo no le duraría eternamente, y pese a la temprana edad de Olivier, optó por empezar a conocer más a fondo la vida, todo aquello que rodeaba al pequeño de ojos claros. Un alma curiosa y que poco a poco iba creciendo a marchas forzadas dentro de un cuerpecito que día a día iba desarrollándose. La inquietud del muchacho por mantenerse ocupado era cada día más palpable, cosa que preocupó en algunos momentos de su vida a su abuelo, Théodore.
Aún sumidos en la niñez del joven, una niñez un tanto quebrada por los sucesos que empañaron esa etapa de su vida, por suerte no hubo notables cambios en su humor, ni siquiera en su personalidad: seguía siendo aquel niño alegre, aunque de vez en cuando y siendo normal, limitaba mucho el contacto con personas que no fuesen su abuelo por el cual tenía una grandiosa admiración. Fue por esto que la pérdida también de él, cuatro años más tarde de perder a sus padres, fue quizá un tanto más traumática. Tan solo tenía diez años cuando ya nada le quedaba en el mundo; ya nadie formaba parte de su vida. Nadie le vería crecer... nadie. Quedó a merced de los servicios sociales de Inglaterra, que se hicieron cargo de él en la propia ciudad donde residía en el momento. Ya demasiado mayor para formar parte de una adopción, fue trasladado a un internado para niños sin hogar, donde a duras penas permaneció. Constantemente, cual alma libre y deseoso de descubrir aún más los lugares fuera de las barreras del recinto, se escapaba cada dos por tres burlando la seguridad del lugar y burlando la vigilancia. Ni siquiera pasó un año cuando, por fin, Olivier hizo aquello a su manera, o al menos, de una manera en la que cada vez que tuviese que irse a refugiar bajo el techo de aquel internado no conllevase alguna que otra bofetada y castigo.

"-¿Quieres salir? Bien, pero lo harás bajo nuestras condiciones.
-¿Y cuáles son esas condiciones?
- Volverás para cada una de las comidas. Y, además, ni una sola noche la pasarás a la intemperie."
Once años. Tan sólo once años y el recorrido que le quedaba parecía prometedor.
Iba y venía, siempre de un lado para otro; siempre en constante movimiento. Acudía a cada una de las comidas que se ofrecían en el internado y acudía, también, cada noche: nunca faltó a su promesa, ya que aquel pacto le brindó la mayor oportunidad de su vida: actuar como un adulto en un mundo de niños, niños desamparados. Como si fuese alguien, como si siguiese teniendo un hogar. Pero en el fondo sabía que no lo tenía, que no estaba solo... pero no dejó nunca que nadie se diese cuenta de la soledad que le invadía el cuerpo cada noche, al acostarse y observar que a su alrededor solo había camas de desconocidos.

Dando por fin un pequeño salto en el tiempo, justamente cuando Olvier cumplió la mayoría de edad, damos quizá con la segunda etapa de mayor influencia en la vida del joven francés. Durante los años que estuvo en el internado aprendió todo lo que tenía que saber sobre matemáticas, literatura, filosofía e historia. Las demás ciencias fue algo que aprendió de manera autodidacta, a través de los libros que abundaban en la biblioteca y que casi nadie leía. Su apariencia siempre fue engañosa, y es que detrás de esa máscara pícara y poco inocente, brusca e hiriente, se esconde un joven con talento natural para procesar información de cualquier tipo. Tampoco diremos que un genio, pero alguien suficientemente inteligente y espabilado como para comprender cualquier cosa de la que le estén hablando, para seguir el hilo de una conversación científica, o filosófica o histórica teniendo solo un poco de conocimiento sobre el tema. Un joven que aún no tenía ni la más remota idea de a qué sería lo que dedicaría su futuro, pero que tenía claro que algún día lo sabría. Solo.. solo necesitaba una señal.
Pero la señal jamás llegó. Jamás inundó la vida del joven que con tan solo diecinueve años ya no le quedaba ni el internado en el que había pasado parte de su infancia. Volvía a estar solo y solo se tenía a él, como había sido siempre. Vagando de puesto en puesto de trabajo, con muy pocas pertenencias personales y muchas veces sin siquiera un techo donde refugiarse. Pagar el alquiler sin tener un trabajo fijo es bastante difícil.
Quizá su vida dio un pequeño vuelco un año más tarde, cuando por fin encontró un pequeño trabajo como camarero de una pequeña taberna a la que tan solo acudían camioneros y sus barrigas cerveceras pero que, al menos, le permitía pagar un pequeño alquiler de un más que pequeño piso con tan solo un dormitorio, una cocina y un cuarto de baño.

Actualmente, y con veinticuatro años cargándole a la espalda, sigue viviendo en la ciudad de Leeds y manteniendo aquel trabajo que encontró hará ya unos cuantos años.

»OTROS DATOS

Gustos:
· El Rock&Roll.
· Montar en bicicleta.
· El monopatín.
· Sentarse en un banco y ver la vida pasar, sí.
· Las aparentes tranquilas tardes de Domingo.
· Las chicas, aunque jamás reconocerá que dos bonitos írises femeninos son su perdición.
· La lectura. De cuando en cuando, y como por arte de magia, un libro aparece entre sus manos.

Hobbies:
· Correr, o andar. Simplemente perderse y caminar hasta cansarse.
· Hacer enrojecer a las viejecitas con alguno de sus comentarios provocativos.
· Colarse en alguna que otra fiesta.
· Escuchar música.
· De vez en cuando leer un libro o el periódico.

Disgustos:
· Que le molesten cuando está haciendo algo importante, o al menos, que sea considerado como tal por él.
· Que le interrumpan/ignoren cuando habla.
· No saber tocar la guitarra, ni tener una.
· Tener que depende de su madre, al menos en términos económicos.

Miedos:
· A que alguien, algún día, pueda llegarle a conocerle de verdad.
· A la propia muerte. Sí, ¿por qué no?
· A la pérdida, en general.

Enfermedades: Jaquecas o migrañas.
es una enfermedad crónica, de causa no conocida que se manifiesta por crisis o ataques repetitivos de cefaleas, que suelen tener unas ciertas características en cuanto a su duración (entre 4 y 72 horas), tipo de dolor (pulsátil), asociación a náuseas, fotofobia (molestia a la luz) y fonofobia (molestia al ruido) o empeoramiento con la actividad física. El tratamiento varía desde la utilización de medicación en casos excesivos, hasta pequeños masajes circulares en cuello y nuca.
avatar
Olivier R. Dómine
Habitantes
Habitantes

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 04/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olivier René Dómine Boissieu.

Mensaje por Olivier R. Dómine el Sáb Mar 05, 2011 5:53 am

TERMINADA.
avatar
Olivier R. Dómine
Habitantes
Habitantes

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 04/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olivier René Dómine Boissieu.

Mensaje por Heather Brontë el Sáb Mar 05, 2011 6:14 am

Excelente PJ. Ficha aceptada y muy bienvenido(: Esperamos verte bastante en el foro y que lo pases aún mejor.
Enseguida te doy color, lamento la tardanza y recuerda completar el resto de los registros.

__________________________________________

{CONTS.}
·BUT NOW IT'S OVER, IT'S OVER, WHY IS IT OVER?
WE HAD THE CHANCE TO MAKE IT.
NOW IT'S OVER, IT'S OVER, IT CAN'T BE OVER
I WISH THAT I COULD TAKE IT BACK
BUT IT'S OVER
·
avatar
Heather Brontë
Clones F
Clones F

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 12/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olivier René Dómine Boissieu.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.